SINDICATO DE EMPLEADOS PÚBLICOS




VEINTINUEVE AÑOS EN LA MEMORIA DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS

5 de junio de 1985 - 5 de junio de 2015 - 30º ANIVERSARIO

Se cumplen treinta años de la desaparición de RAÚL ÁNGEL FERREYRA, quien fuera durante su vida el máximo referente del Sindicato de Empleados Públicos, de los Gremios Estatales, figura importantísima del Movimiento Obrero de Córdoba en las décadas del 60 y 70 y en la lucha por la recuperación de la democracia. Como todos los años, nuestra organización conmemora su figura con actos.

Asi, el jueves 4 de junio por la tarde mañana familiares, representantes gremiales, compañeros de lucha, amigos y militantes gremiales se dieron cita en el Cementerio San Jerónimo. Fue el Sec. Adjunto Sergio Castro quien comenzó con una breve introducción a la figura del lider sindical para dar paso al uso de la palabra a quien fuera la compañera, madre de sus hijos quien realizó una oración pidiendo la bendición y luego continuo agradeciendo a los presentes por la conmemoración que se repite año tras año en memoria de nuestro máximo referente gremial.
A continuación finalizaron con breves alocuciones dos de sus hijos agradeciendo de igual manera a los presentes con la lectura de un texto y la ofrenda de flores a su extinto padre.

Ya por la tarde se celebró la tradicional misa conmemoración, en la Iglesia Santo Domingo con la participación de militantes, comision directiva y familiares.

Córdoba, junio de 2015.-

UN POCO DE HISTORIA SOBRE RAÚL ÁNGEL FERREYRA

Empleado en el Ministerio de Gobierno y luego en la Dirección de Defensa Civil, fue cuatro veces Secretario General de nuestro Sindicato, tres de ellas recuperándolo de diferentes intervenciones militares. Como tal, organizó y dio presencia al SEP en todo el territorio de la Provincia, además de concretar la primera experiencia gremial pluralista en Latinoamérica, al incorporar en la conducción del gremio a trabajadores de distinta extracción política, tradición que luego tomaron otras organizaciones y que en el SEP se mantiene hasta hoy, garantizando el respeto y la participación a todos los compañeros, sea cual sea su filiación política. 

Fue conductor de gestas históricas por la dignificación de los empleados públicos, que hasta entonces eran según su propia definición, “el botín de guerra de los gobierno de turno”, como las que culminaron con la sanción de la Ley 5172, primer Estatuto - Escalafón del Empleado Público, o la que logró por primera vez la inclusión del derecho a la Estabilidad y a la Carrera Administrativa en la Ley 7233. O el reclamo por la reincorporación de los cesantes, que se completó algún tiempo después y las primeras peleas por el pase a planta permanente de los cientos de contratados que prestaban servicio en la administración Pública. 

En el marco de la resistencia a la pretensión del Interventor Caballero de imponer un examen de dactilografía para cesantear a los empleados públicos que no alcanzaran las 45 palabras por minuto, encabezó la quema simbólica de una máquina de escribir en la esquina de Deán Funes y Vélez Sarsfield, uno de los actos que dos días después detonaron el Cordobazo. La movilización del SEP fue la columna vertebral del VIBORAZO que derrocó poco después al Interventor Uriburu. 

Impulsó la participación de los afiliados en la conducción del ex IPAM hoy APROSS, creado por el interventor militar de la provincia, Contralmirante Nicolás Guozden y lideró la toma del Instituto en su sede originaria de Esquiú y Bedoya por parte de los gremios estatales, la que terminó con el despido del primer Directorio del Instituto. 

En 1971 condujo una huelga de 40 días, la más larga que hayan sostenido los empleados públicos y que terminó con mas de 400 trabajadores cesanteados y el SEP intervenido. De inmediato organizó el SEP EN LA RESISTENCIA y con el Cuerpo de Delegados así conformado y enfrentando la prohibición de las actividades gremiales decretada por la dictadura, llevó adelante en 1982 las elecciones para recuperar el Sindicato, elección que por la contundencia y masividad de participación de los afiliados debió ser reconocida por el propio interventor militar quien finalmente entregó el Sindicato a sus legítimos dueños. A su impulso, por primera vez un Vocal propuesto por los trabajadores ocupó un lugar en el Directorio de la Caja de Jubilaciones de la Provincia

En síntesis, instaló todos los temas por los que los empleados públicos aún hoy siguen luchando. Todas esas luchas le costaron la reiterada intervención militar al gremio, tres veces la cesantía y la cárcel en La Perla durante la última dictadura militar, sobre la que prestó testimonio ante la CONADEP, el que consta en el libro NUNCA MAS
Impulsó y colaboró con la reorganización y normalización de todos los gremios estatales de Córdoba
, cobijando y ayudando a las nuevas conducciones que surgían de las luchas contra la dictadura militar. 

Trabajó incansablemente para organizar una Federación que nucleara a los sindicatos estatales provinciales. Primero fue la CATE, luego la FATE y por último la FATEP, cuya personería, obtenida en 1975, fue anulada por la dictadura militar el 25 de marzo de 1976, con la complicidad de los grandes gremios nacionales, que aún hoy tratan de eliminar a las organizaciones estatales provinciales. Pero su impulso no fue en vano y hoy la FATEP con la participación central del SEP, se apresta a recuperar la personería gremial. Creía que el Gremio debía encabezar la lucha por las reivindicaciones, pero al mismo tiempo debía ser una herramienta para ayudar a los trabajadores a cubrir sus necesidades mas acuciantes. Por eso a su impulso, el SEP fue unos de los primeros gremios de Córdoba en contar con Servicios Médicos, Farmacia propia y en implementar el Sistema de Órdenes de Compra

Y en llevar adelante la construcción del primer barrio para empleados públicos: el Barrio SEP de Camino a San Carlos. Y el primero en patrocinar un Instituto de Capacitación para Adultos, que aún se mantiene con el mismo patrocinio: el actual CENMA 70, Bachillerato Para Adultos que funciona en la sede del Colegio Jerónimo Luis de Cabrera, semilla de los actuales Programas de Capacitación del SEP. En 1985, con más de treinta años de trabajo en la Administración Pública Provincial y en la plenitud de su trabajo, falleció víctima de una cruel enfermedad. 

EL SEP, AL QUE SOÑÓ E HIZO GRANDE, LE BRINDA SU HOMENAJE Y RATIFICA EL COMPROMISO DE CONTINUAR EL TRABAJO Y LA LUCHA POR LA DIGNIDAD DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS Y POR EL ENGRANDECIMIENTO DE SU SINDICATO.

 


© Copyright 2008 - Sindicato de Empleados Públicos - Personería Gremial N° 838
Corro 269 - Córdoba - Argentina - Tel. [0351] 4202600 - Todos los derechos reservados